Seleccionar página

SISTEMA MUSCULAR

El sistema muscular es el conjunto de los más de 650 músculos del cuerpo, cuya función primordial es generar movimiento (voluntario o involuntario).

Sin los músculos, tu cuerpo no se podría mover. No podrías respirar, caminar, expulsar los residuos o incluso tener ritmo cardíaco sin músculos.
Aunque las personas por norma general están familiarizadas con las funciones de los músculos esqueléticos, la mayoría de los músculos del cuerpo no están bajo el control de la persona. Los músculos producen calor desde sus movimientos, lo que ayuda a mantener tu temperatura corporal. También bombean linfa, el líquido que rodea las células por tu cuerpo.
Finalmente, el sistema muscular nos ayuda a mantener nuestra postura.

El sistema muscular trabaja en conjunción con el diseño de la palanca del sistema esquelético y bajo la dirección del sistema nervioso.
El sistema muscular permite que el esqueleto se mueva, mantenga su estabilidad y la forma del cuerpo. En los vertebrados se controla a través del sistema, aunque algunos músculos (como es el músculo cardíaco) pueden funcionar en forma autónoma. Alrededor del 40% del cuerpo humano está formado por músculos, vale decir que por cada kg de peso total, 400 g corresponden a tejido muscular.

Funciones del sistema muscular:

Locomoción:

-Encargado de efectuar el desplazamiento de la sangre y el movimiento de las extremidades.

Actividad motora de los órganos internos:

–El sistema muscular es el encargado de hacer que todos nuestros órganos realicen sus funciones, ayudando a otros sistemas como por ejemplo al sistema cardiovascular.

Información del estado fisiológico:

–Por ejemplo un cólico renal produce contracciones fuertes del músculo liso generando un fuerte dolor, signo del propio cólico.

Mímica:

–Encargado del conjunto de las acciones faciales, también conocidas como gestos, que sirven para expresar lo que sentimos y percibimos.

Estabilidad:

–Los músculos conjuntamente con los huesos permiten al cuerpo mantenerse estable, mientras permanece en estado de actividad.

Postura:

–El control de las posiciones que realiza el cuerpo en estado de reposo.

Producción de calor:

–Al producir contracciones musculares se origina energía calórica.

Forma:

–Los músculos y tendones dan el aspecto típico del cuerpo.

Protección:

–El sistema muscular sirve como protección para el buen funcionamiento del sistema digestivo como para los órganos vitales.

Locomoción

Sin el sistema muscular no podríamos movernos. Los músculos esqueléticos trabajan junto con el sistema nervioso central para que el cuerpo puede estar en movimiento. Algunos movimientos son voluntarios, lo que significa que están controlados por la persona, y otros son involuntarios, o sea inconscientes. El esqueleto no se puede mover por su cuenta, por lo que el sistema muscular es absolutamente necesario para la locomoción.

Circulación

Sin el sistema muscular nuestro corazón no podría bombear sangre(el corazón es un músculo). Los músculos cardíacos son involuntarios y están controlados por el sistema nervioso autónomo. La sangre se mueve por el corazón, a través de contracciones coordinadas por las células de los músculos cardíacos. La sangre se mueve de las aurículas y ventrículos a los vasos sanguíneos por todo el sistema circulatorio del cuerpo.

Digestión

Sin el sistema muscular, el proceso de digestión de la comida no existiría, privando al cuerpo de sus nutrientes esenciales.
Los músculos lisos cubren muchísimos órganos huecos y estructuras en todo el cuerpo. Estos músculos provocan una serie de contracciones denominadas peristaltismo. Este proceso es esencial para la digestión, que es como la comida se transporta de la boca al estómago, a través del esófago. Además, el peristaltismo es la forma en la que se mueve la materia en el intestino delgado y grueso.

Emoción

Sin el sistema muscular, no seriamos capaces de hablar, sonreír, ver ni hasta levantar una ceja. Hay más de 30 músculos sólo en el rostro. Los músculos controlan el movimiento y la posición del globo ocular. Los músculos hacen posible expresar nuestras emociones en el rostro sin tener que hablar.

-Energía

Sin el sistema muscular, el cuerpo humano no tendría energía celular. El trifosfato de adenosina (ATP) es considerado como la energía de la vida. El ATP es una molécula que almacena energía que el cuerpo luego utiliza para hacer prácticamente cualquier tarea. Los músculos no sólo utilizan el ATP, sino que también lo almacenan. Sin los músculos, no habría lugar para almacenar la cantidad extra de ATP que el cuerpo necesita para sobrevivir

Componentes del sistema muscular

Hay tres partes en el sistema muscular:

–Músculos

Los músculos son responsables de mover partes del cuerpo, produciendo la mayor parte de calor de tu cuerpo y manteniendo al cuerpo en la posición que lo coloques.
Aunque cada músculo tiene una sola función, tienen que trabajar juntos para mover partes del cuerpo como los brazos y las piernas. Debido a la gran cantidad de músculos, el metabolismo se lleva a cabo principalmente en el sistema muscular.

–Tejidos nerviosos.

Los tejidos nerviosos conducen los impulsos eléctricos que controlan los músculos.

–Tejidos conectivos.

Los tejidos conectivos (tendones) unen los músculos con el sistema esquelético

–Regiones musculares

El sistema muscular es una red de tejido del cuerpo que controla el movimiento de su estructura y sus organos

Hay tres tipos de músculos:

–Esquelético

–Cardíaco

–Liso

Los músculos hacen más que darnos fuerza para levantar cosas o correr alrededor de la cuadra. Sin el sistema muscular, todas las otras funciones esenciales del cuerpo no podrían ocurrir.

El sistema muscular se divide en siete grandes regiones musculares:

–Cabeza

–Región anterior del cuello

–Región posterior del tronco

–Región posterior del cuello

–Tórax

–Abdomen

–Extremidades superiores

–Extremidades inferiores.

Los músculos están constituidos por haces de células de forma alargada llamadas fibras musculares, las cuales son contráctiles, es decir, se contraen cuando reciben un estímulo y, además, son elásticas, lo cual significa que cuando para el estímulo se alargan de nuevo hasta adquirir su posición original.
La función que tienen depende del tipo de fibra que contengan mayoritariamente:

Los músculos tienen dos tipos de fibras:

–Contracción rápida

–Contracción lenta

Cuando empleamos fibras de contracción rápida, estás haciendo algo que no dura mucho tiempo, pero requiere una gran cantidad de energía en un corto período de tiempo, llamado el ejercicio anaeróbico, como en las carreras de velocidad. Si por el contrario, tienes que correr o caminar durante mucho tiempo, harás un ejercicio aeróbico, y tu cuerpo usará fibras de contracción lenta. Estos músculos se utilizan para cualquier cosa que requiera energía durante un largo período de tiempo.

-Fibras musculares estriadas:

Estas hacen que la contracción sea muy rápida y puede ser controlada a voluntad por la persona.
Estos músculos se encuentran unidos a huesos y al contraerse hace que el conjunto se desplace, así se logra el movimiento de las extremidades.

–Fibras musculares lisas:

La contracción de éstas es lenta y el movimiento que producen es involuntario.
Estos músculos intervienen en la actividad motora del estómago, intestino, y otros órganos internos, con excepción del corazón., el cual está constituido por un tipo especial de fibras musculares que le permiten un movimiento espontáneo, rítmico e independiente de la voluntad, aunque la frecuencia de su ritmo se puede ver alterada por factores externos como la temperatura o un reacciones cerebrales.

Forma, composición y función muscular
Dependiendo de la forma en que sean controlados:

–Voluntarios:

Controlados por el individuo

–Involuntarios o Viscerales:

Dirigidos por el sistema nervioso central

–Autónomo:

Su función es contraerse regularmente sin detenerse.

–Mixtos:

Músculos controlados por el individuo y por sistema nervioso, por ejemplo los parpados.

Los músculos están constituidos por una proteína llamada miosina, esta proteina la encontramos en todo el reino animal e incluso en algunos vegetales que poseen la capacidad de moverse.
Como hemos señalado, el tejido muscular está compuesto a base de una serie de fibras agrupadas en haces o masas primarias y envueltas por la aponeurosis, una especie de vaina o membrana protectora, que impide el desplazamiento del músculo.
Las fibras musculares poseen abundantes filamentos intraprotoplasmáticos, llamados miofibrillas, que se ubican paralelamente a lo largo del eje mayor de la célula y ocupan casi toda la masa celular.
Las miofibrillas de las fibras musculares lisas son aparentemente homogéneas, pero las del músculo estriado presentan zonas de distinta refringencia, lo que se debe a la distribución de los componentes principales de las miofibrillas, las proteínas de miosina y actina.

Tipos de músculos

Los músculos se describen en referencia a cuatro propiedades:
Irritabilidad, contractilidad, extensibilidad y elasticidad

–La irritabilidad denota la forma en que un músculo responde cuando le llega un impulso eléctrico o está dañado.

–La contractilidad es cómo los músculos se mueven, se acortan, y luego se relajan para controlar los huesos que están unidos.

–Cuando los músculos se estiran, se pone de manifiesto la extensibilidad, lo que conlleva a que no se produzcan daños en los músculos.

–Un músculo que vuelve a su posición de reposo tras haber sido estirado o contraído está mostrando elasticidad.

Hay tres tipos de músculos: cardíaco, liso y esquelético.
Los músculos se clasifican conforme a su apariencia o dónde se encuentren.

–El músculo cardíaco

–Es una fibra estriada (o banda) que se encuentra sólo en el corazón.

-El músculo cardíaco es el tejido muscular que cubre nuestro corazón.

-Este tejido muscular le permite al corazón enviar sangre a las arterias.

-Las fibras del músculo cardiaco son involuntarias.

-La función principal es establecer y regular el ritmo cardíaco.

-El músculo cardíaco tiene extra de las mitocondrias en las células para asegurar un suministro abundante de energía ya que el corazón nunca descansa. El músculo cardíaco también presenta las células marcapasos para coordinar el ritmo cardíaco.

-Las lesiones del músculo cardíaco se denominan ataques al corazón, que es cuando parte del músculo cardíaco muere debido a la falta de oxígeno de las arterias ocluidas.

–El músculo liso se encuentra dentro de los:

–Órganos internos

-Vasos sanguíneos

–Glándulas

–Es el único no-estriado de las fibras musculares.

-Las fibras del músculo liso son involuntarias.

–El músculo liso está en todo el sistema digestivo y es fundamental para la correcta absorción de los nutrientes y la eliminación de los desechos. Lleva el alimento a través de nuestro cuerpo para que el estómago pueda descomponerlo por el intestino delgado para absorber nutrientes y el intestino grueso prepare los desechos para su eliminación.

-El músculo liso también recubre los pulmones y hace las paredes de los vasos sanguíneos. La contracción y relajación del músculo liso crea la presión arterial.

–La lesión del músculo liso a menudo pasa desapercibido, pero las arterias y las venas pueden dañarse por los coágulos de sangre. Las enfermedades gastrointestinales, tales como la diverticulitis, pueden interferir con la función del músculo liso y destruir el tejido muscular en el intestino.

Los músculos esqueléticos:

–Son los músculos voluntarios y conscientemente decidimos moverlos. Además, los músculos esqueléticos presentan dos tipos de fibras de tipo I y tipo II, también referidos a veces como las fibras de contracción rápida o fibras de contracción lenta.

–El músculo esquelético es el tipo más abundante de tejido en el cuerpo humano. Se adhiere a los huesos y las articulaciones, a través de los ligamentos y los tendones. El movimiento se produce por la contracción y la relajación que se extrae de las articulaciones del sistema esquelético. La contracción rápida o fibras tipo I proporcionan energía explosiva y rápida, debido a la gran cantidad de energía suministrada de las mitocondrias. La contracción lenta o fibras de tipo II almacenan grandes cantidades de energía a fin de proporcionar la resistencia para actividades tales como carreras de larga distancia.

-Las lesiones del músculo esquelético pueden implicar torceduras, esguinces o roturas, que pueden ser prevenidas con un acondicionamiento adecuado y el calentamiento antes del ejercicio.

La forma de los músculos:
Cada músculo presenta una determinada estructura, según la función que realicen, entre ellas se encuentran:

–Fusiformes músculos con forma de huso.

Son más gruesos en su parte central y delgados en los extremos.

–Planos y anchos.

Son los que se encuentran en el tórax (abdominales), y protegen los órganos vitales ubicados en la caja toráxica.

–Abanico

Los músculos pectorales o los temporales de la mandíbula.

–Circulares, músculos en forma de aro.

Los podemos encontrar en muchos órganos, para abrir y cerrar conductos. por ejemplo el píloro o el orificio anal.

–Orbiculares

Son músculos similares a los fusiformes, pero con un orificio en el centro, sirven para cerrar y abrir otros órganos. Por ejemplo los labios y los ojos.

Tendones

El papel de un tendón implica conectar el músculo con el hueso. Es importante que estas estructuras no se estiren porque las alineaciones esqueléticas estarían en peligro. Sin el firme apego de un tendón a un hueso, las articulaciones no podrían moverse. La contracción y la flexión del músculo sin una sujeción firme del tendón harían que los huesos se dislocaran de las articulaciones en nuestro esqueleto.

Los tendones son tejido conectivo fibroso que une los músculos a los huesos. Pueden unir también los músculos a estructuras como el globo ocular. Los tendones sirven para mover el hueso o la estructura, mientras que los ligamentos son el tejido conectivo fibroso que une los huesos entre sí y generalmente su función es la de unir estructuras y mantenerlas estables.

Son tejidos musculares, de color blanco, cuya función principal es unir el músculo con el hueso. La estructura de este tejido consta de fibras.

Las fibras del tendón están hechas de colágeno, pero no son elásticas como los tejidos musculares. Los seres humanos tienen la capacidad de estiramiento donde los tendones se insertan en las fibras musculares, no en los tejidos del tendón.

Los tendones se rasgan, separan e inflaman. Es importante que los tendones no se estiren porque estos tejidos admiten la alineación esquelética y la amplitud de movimiento en las articulaciones.

– Existen dos tipos de tendones según su disposición:

Sin vaina sinovial:

– Se localizan en zonas de baja fricción

Con vaina sinovial:

– Se localizan en zonas de mayor fricción.

El esqueleto absorbe el choque cuando los seres humanos están moviendose.

Los tendones transfieren la fuerza de choque del movimiento y la estabilidad.

Los tendones trabajan para alinear las articulaciones del esqueleto, mientras que los músculos y los huesos se anclan y estiran durante el movimiento.

Es importante que los tendones no se estiren durante el movimiento de los huesos y de los músculos, porque cualquier torsión o separación de los tendones sería bastante dolorosa.

¿Qué son las famosas tendinitis?

Un esfuerzo repetitivo o una sobrecarga en una zona de nuestro cuerpo puede producir que algunos músculos trabajen más que otros, debilitando la zona de los tendones
La tendiditis es un tendón inflamado. Se trata de un problema que ocurre en los tendones por el uso excesivo o movimientos repetitivos. Aunque se sugiere que se estiran con el fin de aliviar la tendinitis, la realidad es que el tendón no se estirará. Es el punto de inserción en la fibra muscular que se puede estirar para aliviar la inflamación.
Este tipo de afecciones se han ido incrementando en los últimos tiempos debido al aumento de la práctica de actividades recreativas de carácter deportivo.

Por norma general suelen suceden en:

– Adultos jóvenes

– Por un esfuerzo repetitivo

– Por una sobrecarga de una zona del cuerpo.

Esto provoca que algunos músculos trabajen más que otros, debilitando la zona de los tendones. Por este motivo, las tendinitis se consideran como enfermedades por sobrecarga, y son especialmente frecuentes dentro de la patología laboral y deportiva.
En adultos mayores la tendinitis ocurre debido al envejecimiento de los tejidos, y en estos casos puede haber degeneración del tendón.
Puede verse afectado cualquier tendón, aunque la tendinitis se observa con mayor frecuencia en la parte superior del cuerpo:

–Tendinitis del hombro.

–Tendinitis del codo.

–Tendinitis de la mano y muñeca.

De la cintura hacia abajo, es habitual la tendinitis del talón o tendinitis aquílea.

Lo mejor para no encontrarse con un caso de tendinitis es evitar:

–Realizar movimientos repetitivos

–La sobrecarga de brazos y piernas.

Se debe de mantener los músculos fuertes y flexibles. Para conseguir esto hay que ejercitar las extremidades superiores e inferiores, sin repetir excesivamente un mismo movimiento. Es aconsejable alternar distintos tipos de movimientos, con pequeños intervalos de recuperación. La aparición de molestias es un indicador de que debe reducirse el ritmo del entrenamiento.
La musculatura puede ejercitarse en un plazo breve, de pocos meses, pero otras estructuras como los tendones y las articulaciones tienen un proceso de adaptación muy lento. Poseer la fuerza suficiente que permita realizar determinados movimientos no quiere decir que puedan ejecutarse sin riesgo de lesiones. Cuando se ha permanecido inactivo durante una temporada, debe prestarse todavía más atención a seguir una adecuada progresión en el ejercicio.

Ejercicio y musculo:

Hacer ejercicio de manera frecuente es un componente vital para mantener la salud. Especialmente cuando vamos envejeciendo, la adherencia o la falta a un régimen de ejercicio será un factor determinante de cómo se mantendrá tu cuerpo con el paso de las décadas. Aunque el ejercicio trae beneficios al sistema cardiovascular y al esqueleto, el beneficio principal del ejercicio regular puede verse sobre el sistema muscular.

-Desarrollo de los músculos:

-Cuando realizamos ejercicio se producen microtraumas en los músculos, que son pequeñas “lastimaduras” que deben curarse.

-Si la intensidad del ejercicio es suficiente como para convencer al cuerpo que el músculo adicional es necesario para la supervivencia, el cuerpo sobrecompensará esta situación reparando el tejido viejo del músculo y añadiendo nuevo.

–El ejercicio incrementa el reclutamiento de músculos.

-Operando bajo la máxima “úsalo o piérdelo”, la falta de uso en los músculos puede resultar en que esos músculos se atrofien, así como también los nervios subyacentes que se encargan de activarlos. Puede que notes que cuanto más entrenes con las pesas, más podrás “sentir” el músculo trabajando. Esto es un ejemplo del aumento de la conexión entre la mente y el músculo, que es posible mediante el entrenamiento regular.

–Cuanto más utilicemos un músculo (y cuanto más eficiente te vuelvas en reclutarlo), mayor es la fuerza potencial que podrá realizar.

-El tamaño del músculo no está coordinado linealmente con su fuerza; puede que hayas visto personas no muy grandes levantando grandes pesos en el gimnasio. Estas personas son más eficientes en generar una fuerza máxima con el tejido muscular que poseen.

-Otro efecto del ejercicio sobre el sistema muscular es el aumento en su tamaño.

-Siempre y cuando progreses en el gimnasio levantando más peso, el cuerpo continuará adaptándose, añadiendo más tamaño (y fuerza) para satisfacer la demanda impuesta.