Seleccionar página

Composicion Corporal

La composición corporal se encarga del estudio del cuerpo humano mediante medidas y evaluaciones de su tamaño, forma, proporcionalidad, composición, maduración biológica y funciones corporales.

El estudio de la composición corporal es un aspecto importante en la valoración del estado nutricional ya que permite cuantificar las reservas corporales del organismo y, por lo tanto, detectar y corregir problemas nutricionales como situaciones de sobrepeso y obesidad, en las que existe un exceso de masa grasa o, por el contrario, desnutrición, situación en la que tanto la masa grasa como la masa muscular podrían verse sustancialmente disminuidas.

Un análisis químico completo de la composición corporal del hombre, indica que está formado por materiales similares a los que se encuentran en los alimentos, pues no olvidemos que el hombre es producto de su propia nutrición.

El cuerpo de un hombre joven sano de unos 65 kg de peso está formado por unos 11 kg de proteína, 9 kg de grasa, 1 kg de hidratos de carbono, 4 kg de diferentes minerales (principalmente depositados en los huesos), 40 kg de agua y una cantidad muy pequeña de vitaminas.

A través del estudio de la composición corporal, se pueden juzgar y valorar la ingesta de energía y los diferentes nutrientes, el crecimiento o la actividad física. Los nutrientes de los alimentos pasan a formar parte del cuerpo por lo que las necesidades nutricionales dependen de la composición corporal.

La composición corporal es un concepto que nos interesa particularmente ya que suele utilizarse para medir la forma física.
Es una medida del porcentaje de grasa y músculo presente en el cuerpo (además de otros tejidos…).
La composición corporal, así como el peso, determinará nuestra apariencia física. Dos personas de la misma altura y el mismo peso pueden parecer completamente diferentes si tienen una composición corporal diferente.

La composición corporal conforma lo que se denomina “anatomía química” y difiere de la anatomía morfológica.
El conocimiento de la “anatomía química” del organismo facilita la comprensión de muchos procesos, especialmente aquellos que generan cambios en la composición de los tejidos o en las proporciones de los mismos y muchas veces permite explicar los mecanismos fisiopatológicos de las diversas afecciones.

Con el estudio de la composición corporal tenemos el fin de entender los procesos implicados en el crecimiento, la nutrición y el rendimiento deportivo (ganancia de masa muscular, ajuste de pérdida de grasa), o de la efectividad de la dieta en la pérdida proporcionada y saludable de grasa corporal y en la regulación de los líquidos corporales.
Consiste en obtener una valoración objetiva, con fundamento científico, de la morfología de las personas y las manifestaciones y necesidades que devienen de ella. La composición corporal acompaña cada vez más a menudo la información y divulgación relativa a la nutrición y práctica deportiva y los tratamientos de control de peso y de adelgazamiento.

Niveles de Organizacion

Al hablar de la composición corporal podemos referirnos a diferentes niveles de organización:
-Nivel atómico (Oxígeno, carbono, hidrógeno, nitrógeno, calcio…)
-Nivel molecular (Agua, proteínas, glúcidos, lípidos….)
-Nivel celular (Conectivas, epiteliales, nerviosas, musculares…)
-Nivel tisular (Tejido muscular, tejidos mesenquimáticos, tejidos epiteliales, tejido Nervioso)
-Nivel corporal (Cabeza, cuello, brazos, tronco, piernas…)

Nuestro cuerpo está constituido por múltiples sustancias (agua, grasa, hueso, músculo, etc.) pero, de todas ellas, el agua es el componente mayoritario. El agua constituye más de la mitad (50-65%) del peso del cuerpo y en su mayor parte (80%) se encuentra en los tejidos metabólicamente activos. Por tanto, su cantidad depende de la composición corporal y, en consecuencia, de la edad y del sexo: disminuye con la edad y es menor en las mujeres.
Aparte del agua, otros dos componentes fundamentales de nuestro cuerpo son:
-El tejido magro o masa libre de grasa (MLG) (80%)
En él se encuentran todos los componentes funcionales del organismo implicados en los procesos metabólicamente activos.
Por ello, los requerimientos nutricionales están generalmente relacionados con el tamaño de este compartimento; de ahí la importancia de conocerlo. El contenido de la MLG es muy heterogéneo e incluye:
-Huesos
-Músculos
-Agua extracelular
-Tejido nervioso
-Todas las demás células que no son adipocitos o células grasas.
La masa muscular o músculo esquelético (40% del peso total) es el componente más importante de la MLG (50%) y es reflejo del estado nutricional de la proteína. La masa ósea, la que forma los huesos, constituye un 14% peso total y 18% de la MLG.

-El compartimento graso, tejido adiposo o grasa de almacenamiento (20%)
Está formado por adipocitos. La grasa, que a efectos prácticos se considera metabólicamente inactiva, tiene un importante papel de reserva y en el metabolismo hormonal, entre otras funciones.
Se diferencia, por su localización, en:
-Grasa subcutánea
-Debajo de la piel, donde se encuentran los mayores almacenes
-Grasa interna o visceral.
-Según sus funciones en el organismo, puede también dividirse en grasa esencial y de almacenamiento
La cantidad y el porcentaje de todos estos componentes es variable y depende de diferentes factores como edad o sexo, entre otros. La MLG es más elevada en hombres e incrementa progresivamente con la edad hasta los 20 años, reduciéndose posteriormente en el adulto. El contenido de grasa, por el contrario, incrementa con la edad y es más elevado en las mujeres. Una vez alcanzada la adolescencia las mujeres adquieren mayor cantidad de grasa corporal que los hombres y esta diferencia se mantiene en el adulto, de forma que la mujer tiene aproximadamente un 20-25% de grasa mientras que en el
hombre este componente sólo supone un 15% o incluso menos.
Hay también una clara diferencia en la distribución de la grasa. Los hombres tienden a depositarla en las zonas centrales del organismo, en el abdomen y en la espalda, mientras que en las mujeres se encuentra preferentemente en zonas periféricas (en caderas y muslos).

Esta diferente distribución permite distinguir dos somatotipos

-El androide o en forma de manzana
-En el caso de los hombres
-El ginoide o en forma de pera
-En las mujeres.

El primero puede representar un mayor riesgo para desarrollar algunas enfermedades crónico-degenerativas. Con la edad se produce una internalización de la grasa y un aumento del depósito en las zonas centrales del cuerpo. La relación circunferencia de cintura / circunferencia de cadera (RCC) permite estimar este riesgo.
El ejercicio físico también condiciona la composición corporal. Los atletas tienen mayor cantidad de MLG y agua y menor cantidad de grasa.

¿Qué permite el estudio de la composición corporal?

La definición de obesidad basada en el Índice de Masa Corporal, que solo tiene en cuenta la altura y el peso, es muy cuestionada como herramienta de diagnóstico y como elemento de evaluación durante la terapia de un problema de peso o de crecimiento. El IMC tiene el peso y la estimación de la masa grasa (MG) como principal objetivo, pero el consenso actual manifiesta la necesidad de considerar, tanto o más que la MG, la masa muscular (MM), la masa ósea (MO), sin olvidar el principal componente del cuerpo humano, el agua.

El estudio de la composición corporal nos permite sacar la situación nutricional real de una persona, y los resultados antropométricos determinan las necesidades energéticas y nutricionales, lo que llevan a pautar una correcta nutrición y el entrenamiento óptimo. Esto es posible si el análisis antropométrico evalúa la estructura del cuerpo en su totalidad y los cambios que se producen como resultado de situaciones fisiológicas o patológicas o que son solo el resultado de la edad, sexo y estilo de vida. Hasta ahora, las valoraciones están encaminadas a atender la demanda de conocimiento de los deportistas de élite y de personas con una necesidad de desgaste físico importante o que no logran obtener una razón que justifique el desequilibrio entre ingesta y desgaste energético y que se manifiesta con sobrepeso o bajo peso.
Los datos que ofrece un completo análisis de la composición corporal se centran en el estudio de diferentes partes del cuerpo y la medida de la presencia de agua corporal total, masa grasa, masa magra, minerales del hueso y masa celular corporal en cada uno de ellos. Los resultados antropométricos conducen a conocer las necesidades energéticas reales en el tiempo y las situaciones concretas, lo que dicta una correcta nutrición y pauta el entrenamiento correcto.

El análisis de la composición corporal evita conclusiones que pertenecen más a la divulgación popular que a la científica. La supuesta pesadez de los huesos, los músculos secos o la imposibilidad de pérdida de grasa son tres ejemplos de ignorancia.
Si generalizamos, la masa total de lípidos (triglicéridos) se presenta como promedio en hombres y mujeres entre el 23 y 27% del peso corporal total; o se calcula que en los hombres, el 60% de su peso es agua corporal y el 50% en las mujeres, son solo cifras estimativas que no pueden singularizarse.

¿La composición corporal es siempre la misma?

La composición corporal es individual y además va cambio a lo largo de nuestra vida. También responde al grado de salud de cada persona, aunque sí es cierto que si se perciben valores que no entran en la horquilla habitual puede interpretarse como una señal de alarma. No hay duda de que hay que buscar las causas y lograr un tratamiento dietético mediante el apoyo y el asesoramiento nutricional antes de que se registren consecuencias más graves.

La importancia de la homeostasis o metabolismo celular de los seres vivos es el gran reto del siglo XXI. Se trata de disponer de métodos o aparatos de Bioimpedancia (BIA) que permitan valorar el agua intra y extracelular. Por lo cual, se logra medir y valorar los distintos “compartimentos corporales” en que está dividido el cuerpo humano.
Hacer una evaluación correcta y completa de la composición corporal que permite estimar con exactitud la cantidad de grasa, agua, masa magra, e incluso masa ósea, que se obtiene mediante métodos clínicos más similares, como la impedancia bioeléctrica (fuerza y velocidad de una señal eléctrica que viaja a través del organismo).

Las mediciones se basan en el hecho de que los tejidos como músculos y sangre presentan elevados niveles de agua y electrolitos y, por tanto, actúan como conductores de una señal eléctrica. El tejido graso es, en comparación, menos acuoso y ofrece resistencia al paso de la señal eléctrica. El incremento de los valores de impedancia se corresponde por tanto, a niveles más elevados de grasa corporal.

Métodos para determinar la composición corporal

Para determinar la composición corporal pueden aplicarse diferentes métodos que tendrán un grado de validez distinto y serán empleados en ámbitos distintos dependiendo del grado de exactitud que requiera el análisis.

-Métodos basados en análisis químicos directos de los componentes del cuerpo humano, que son los más exactos
aunque presentan la desventaja de que no pueden ser aplicados en el individuo vivo, aparte de que son difíciles y muy caros.
-Métodos indirectos, aceptando que el organismo está básicamente integrado por dos “compartimentos” bien
diferenciados (graso y magro) constituyendo un modelo de dos compartimentos.

Estos métodos indirectos acumulan cierto grado de error ya que se realizan estimaciones que no explican al 100% la realidad.
-Análisis por imagen
-Análisis físico-químico
-Densiometría
– Métodos doble-indirecto. Acumulan más error que los métodos indirectos pero suelen emplearse en el ámbito
deportivo con cierta asiduidad.
-Antropometría

Metodos indirectos

Métodos por imagen
-Radiología
La radiología se encarga de la generación de imágenes del interior del cuerpo mediante distintos agentes físicos (rayos X, ultrasonidos campos magnéticos, etc.). En cuanto a la determinación de la composición corporal tiene el problema de que no define con precisión los tejidos blandos

-Absorción de rayos X
Es un examen de la densidad ósea. Mide la capacidad de captación de fotones y de manera indirecta la cantidad de masa grasa y magra y su distribución.

-Tomografía axial computerizada (TAC)
Es el método de mayor definición para evaluar y discriminar los distintos componentes grasos. A nivel abdominal permite discriminar la grasa profunda y la subcutánea.

-Resonancia magnética nuclear
Se fundamenta en la modificación de los núcleos del hidrógeno al ser colocados en un campo magnético. Estos interfieren con ondas de radiofrecuencia que son aplicables al cuerpo y que pueden ser registradas.

-Ecografía
Es la emisión de ultrasonidos a través de un transductor. Al chocar con los tejidos se produce un eco que es captado de nuevo por el transductor y transformado en energía que, a su vez, es tratada por un computador que genera una señal en la pantalla.

Métodos físico-químicos

-Excreción urinaria de creatinina
Se fundamenta en los siguientes supuestos
-El origen de la creatinina endógena está relacionado a la síntesis de su precursor metabólico, la creatina, en el hígado y riñón.
-El 98% de la creatina se encuentra en el tejido muscular, en forma de creatinfostato (la mayor parte). Hoberman (1948) demostró la directa proporcionalidad de la creatina corporal con la excreción de creatinina urinaria, y Boileau (1972) asoció el nivel de creatinina urinaria con la proporción de masa muscular y masa magra.(1 mg de creatinina = 0.88 kg de músculo)

Es un método con un gran margen de error debido a grandes diferencias individuales.

-Espectrometría : técnica del (40K)
Análisis químicos han demostrado que el potasio es un electrólito principalmente intracelular, que no está presente en los triglicéridos.
El potasio 40 que existe en el cuerpo en cantidades conocidas, emite una radiación gamma cuya medición externa permite estimar la masa magra en seres humanos.

-Dilución de solutos isotópicos (Determinación del agua corporal total)
Existe evidencia de que los depósitos de triglicéridos no presentan agua, y que el agua ocupa una porción relativamente fija (73%) de la masa magra. Esto ha orientado investigaciones para determinar el agua corporal total como indicador de la masa magra.
Esto se realiza a través de la inyección de radioisótopos del hidrógeno (tritio o deuterio) para cuantificar volúmenes de agua corporal.
Este método además de ser muy costoso, no dice nada con respecto a la masa muscular y ósea.

Densitometría

-Densitometría por inmersión
Este método está basado en el principio de Arquímedes, estimando la densidad a partir del volumen que se desplaza por inmersión.

-Pletismografía por desplazamiento de aire.
Se trata de entrar en una cámara sellada que mide el volumen corporal por el desplazamiento de aire en la cámara. El volumen corporal es combinado con el peso corporal (masa) a fin de determinar la densidad del cuerpo. La técnica entonces estima el porcentaje de grasa en el cuerpo y la masa corporal delgada mediante ecuaciones conocidas.

Metodos doble-indirecto

-Interactancia infrarroja
Se emplea un espectrofotómetro computerizado. El haz luminoso se aplica en diferentes localizaciones corporales (región tricipital, bicipital, subescapular) la cantidad de grasa se infiere a partir del grado de penetrancia del infrarrojo en el organismo.

-Bioimpedancia eléctrica (BIA)
Se basa en la resistencia de los tejidos corporales al paso de una corriente eléctrica. La masa magra opone poca resistencia al paso de la corriente eléctrica, mientras que la masa grasa opone una resistencia mayor.

-Antropometría
Es la ciencia que estudia las medidas del cuerpo humano, con el fin de establecer diferencias entre individuos.
Las dimensiones a que hace referencia son de dos tipos esenciales:
-Estructurales (mediciones corporales estándar)
-Funcionales (incluyen medidas tomadas durante el movimiento)

El objetivo de la antropometría es:
-Cuantificar los principales componentes del peso corporal e indirectamente valorar el estado nutricional mediante el empleo de medidas muy simples como:
-Peso
-Talla
-Longitud de extremidades
-Perímetros
-Circunferencias corporales
-Medida de espesores de pliegues cutáneos
A partir de ellas, calcular distintos índices que consiguen estimar la masa libre de grasa y la grasa corporal.

1.Perímetros.
La masa muscular puede evaluarse indirectamente midiendo la circunferencia del brazo de la extremidad no dominante, a mitad de distancia entre acromion y el olécranon, utilizando para ello una cinta métrica. Como esta determinación incluye los componentes óseo, muscular y la grasa subcutánea, la masa muscular debe deducirse a partir de la llamada circunferencia media muscular del brazo (CMMB) que se calcula por medio de la siguiente fórmula:
CMMB = Circunferencia del brazo(en cm) – (0.314 x pliegue tricipital)
Los valores normales por término medio, para la circunferencia del brazo son: 29,3 cm en el varón y 28.5 cm en la mujer.
Son cifras no son aplicables a cualquier individuo, ya que dependen de factores como la actividad física desarrollada
previamente por el sujeto medido, de su constitución….

2.Medición de los pliegues cutáneos.
Se emplea para la determinar la cantidad de grasa corporal, ya que la grasa subcutánea guarda relación con la cantidad de grasa total. Su medición no es sencilla, requiere cierto entrenamiento y está sometida a numerosos factores de error.
El plicómetro es la herramienta empleada para realizar las mediciones de pliegues cutáneos.
Son una especie de pinzas graduadas que comprimen un pliegue de piel y permiten leer el espesor de la misma entre los extremos de sus ramas.
Mide los depósitos subcutáneos pero ignora los profundos, su precisión es limitada aunque su empleo está muy extendido en el mundo deportivo.

La técnica consiste en medir diversos pliegues subcutáneos:
Tricipital
Bicipital
Subescapular
Cuadricipital
Supra iliaco

El pliegue subescapular tiene alta correlación con la cantidad de grasa total de los adultos, mientras que en los niños el valor del pliegue tricipital es más exacto para estos fines.
En personas de edad avanzada puede resultar de mayor valor la relación peso/talla2 (IMC) debido a que en estos individuos va disminuyendo la proporción de la masa muscular.
El porcentaje de grasa total se obtiene de tablas según la medida de la suma de los cuatro pliegues mencionados

Indices corporales

Índice de masa corporal (IMC)
El índice de masa corporal (IMC) es una medida de asociación entre el peso y la talla de un individuo. Ideado
por el estadístico belga L. A. J. Quetelet, por lo que también se conoce como índice de Quetelet.
Se calcula según la expresión matemática:
IMC = Peso (kg) / talla2 (m).
Este método de valoración presenta la desventaja de que no discrimina entre el peso graso y el peso magro, por lo tanto en algunas poblaciones podemos obtener información que no tiene nada que ver con la realidad (en nuestro caso, deportistas).

Buena constitución muscular

Con estas características nos encontraríamos que aplicando los criterios arriba comentados del IMC, nos encontraríamos que nuestro atleta estaría catalogado como PREOBESO, lo cuál es absolutamente falso.
Podemos hacer empleo del índice del perímetro de cintura, que aunque no pretende tener una gran precisión o fiabilidad, puede darnos cierta información adicional que corrija otro tipo de apreciaciones.
Midiendo a la altura del ombligo tendremos un valor que incluirá el almacenamiento de grasa abdominal, lo cual está relacionado con factores de riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular. La OMS da unos valores, por debajo de los cuales podemos considerar que estamos dentro del rango considerado saludable.

El índice cintura-cadera (ICC) es un indicador de la distribución de la grasa corporal. Pone en relación la medida de la cintura
con la medida de la cadera para determinar si existe riesgo de contraer determinadas enfermedades asociadas a la
obesidad.

El índice cintura-cadera se obtiene:
Dividiendo el resultado de medir el perímetro de la cintura a la altura de la última costilla flotante entre el resultado de medir el perímetro de la cadera a nivel de los glúteos.
ICC = perímetro cintura cm / perímetro cadera cm
En mujeres, un resultado normal que no implique riesgos debe oscilar entre:
0’71 y 0’85 cm.
En hombres, el resultado debe encontrarse entre:
0’78 y 0’94 cm.
Valores superiores indicarían obesidad abdominovisceral, lo que conlleva un riesgo a padecer enfermedades
cardiovasculares.

Índice Broca

Uno de los índices más utilizados para determinar el peso de referencia de una persona adulta. Desarrollado en 1871 por el médico francés Paul Broca a partir de una serie de estudios que realizó con soldados y es una forma rápida y sencilla de determinar el peso adecuado de una persona.
El peso adecuado o peso ideal debe ser aproximadamente el mismo que el resultado de restar a la estatura en centímetros,-100.
P ideal (kg) = E (cm) – 100
En relación a este índice, la obesidad mórbida se definiría como el doble de su valor, es decir, un individuo padecería
obesidad mórbida cuando pesara el doble de lo indicado en su peso ideal.
El índice Broca no es del todo exacto. Por lo cual, en la práctica médica se recurre a otros métodos, generalmente al índice de masa corporal (IMC).

Biotipos y Psicotipos

El biotipo o somatotipo es el aspecto general de un sujeto de acuerdo a sus características somáticas o
morfológicas y se basa en los datos que refleja su estructura corporal, en todo lo que se ve y se puede medir
de su cuerpo.
El psicotipo se refiere al conjunto de características psicológicas de un individuo.
Algunas de las clasificaciones más famosas establecieron relación entre el somatotipo y el psicotipo, como es el caso de la clasificación de Kretschmer:

El tipo pícnico

-Se caracteriza por talla baja y acentuado desarrollo de las cavidades corporales (cráneo, tórax y abdomen), tendencia a la acumulación de grasas, cuello grueso y corto, cara ancha, blanda y redondeada con frente amplia y tendencia a la calvicie precoz con caída del cabello en la parte superior del cráneo y conservación de una franja de pelo en las zonas temporales (laterales), lo que, combinado a la obesidad, da un aspecto redondeado.

Se corresponde al temperamento ciclotímico

-Suele ser gente de buen humor, extrovertida, con facilidad para las relaciones interpersonales, con cambios acusados del estado de ánimo, que pasa rápidamente de la alegría a la tristeza.

El tipo leptosómico

-Se caracteriza por ser flaco, larguirucho, de silueta alargada, esqueleto grácil con marcado predominio del eje vertical, cabeza pequeña y nariz larga. Piel pálida y seca, hombros estrechos, cuello largo y delgado, miembros largos con poco desarrollo de la masa muscular y manos grandes y huesudas. El tórax es alargado, de esqueleto plano y las costillas bien visibles. El pelo es abundante y fino, pero la barba y el vello son escasos.

Encaja con el temperamento esquizotímico

-Suelen ser personas introvertidas, reservadas, de escasa sintonización afectiva, por lo que les cuesta mucho entablar
relaciones interpersonales, estableciéndose con los otros una especie de barrera. No suelen tener cambios del estado
de ánimo, pero tienden a la frialdad afectiva. Son tímidos, realistas, lógicos, teóricos y de una gran sensibilidad.

El tipo atlético

-Se caracteriza por presentar gran desarrollo del esqueleto y la musculatura. De estatura media-alta, hombros caídos,
cráneo alto y estrecho y contorno de la cara en forma de óvalo, cuello alto y manos largas.
-Se corresponde al temperamento energético:
-Se corresponde con sujetos que hablan y piensan despacio, con tendencia a repetir las cosas una y otra vez sin
abandonar el mismo tema de conversación; se les define como «pegajosos». Son fieles, constantes, tenaces y con una
gran capacidad de trabajo, pero fácilmente irritables, aunque sus crisis de irritabilidad desaparecen rápidamente.

La clasificación más utilizada actualmente es la de Sheldom que establece los siguientes biotipos:

El tipo endomorfo (Tejido endodérmico embrionario)

Presenta un dominio de los órganos de la digestión y se corresponde al temperamento viscerotánico, que sitúa la comida en la parte más alta de su escala de valores.
Es un sujeto ceremonioso, que sigue las fórmulas sociales y que tiene facilidad para relacionarse con los otros.

El tipo ectomorfo (Tejido ectodermo embrionario)

Presenta el sistema nervioso más desarrollado en relación a la masa corporal. Se relaciona con el temperamento
cerebrotónico; es un sujeto crónicamente fatigado, dominado por la inhibición y la ansiedad, con gran dificultad para
entablar relaciones sociales; suele tender al aislamiento y la soledad.

El tipo mesomorfo (Teijdo mesodérmico embrionario)

Tiene una poderosa musculatura y se corresponde al temperamento somatotónico, que se caracteriza por su afán de
poderío. Son agresivos, bruscos y resistentes, buscan el triunfo y están en permanente actividad.
Es importante realizar una serie de consideraciones a tenor de lo expuesto anteriormente.

Ectomorfos

-En este caso las personas que tienen tendencia a cuerpos ectomorficos, los cuales se caracterizan por:
-Delgadez
-Poca masa muscular que tiende a tonificarse pero no a ganar volumen.
-El metabolismo de estas personas es muy acelerado:
-Casi no retienen los alimentos que consumen, por ello no acumulan grasas.
-Sus huesos son más delgados y cortos:
-No tendrán cadera o espalda ancha.
-Resulta muy sencillo para quienes tienen este tipo somático mantener una figura esbelta sin necesidad de ejercicios o dietas; pero los hombres que desean incrementar su masa muscular tendrán muchas dificultades y sólo lograrán resultados mínimos tras un gran esfuerzo.

Endomorfos

Tienden al sobrepeso por:
-Un ritmo metabólico lento- Gran acumulación de grasas.
-Los músculos tienen muy poca tonificación (flácidos)
-Estas personas tienen que centrarse primero en perder la grasa y después en generar músculo.
-Para mantener una buena figura deben vigilar más su dieta, pero es recomendable que sea bajo una vigilancia médica porque algunos tienden a quitar elementos de la alimentación que resultan esenciales para el cuerpo.
-Es importante que mantengan una actividad física regular que les permita desarrollar su capacidad cardiopulmonar y regular su tono muscular; esto incluso puede ser más necesario que una dieta.

Mesomorfos

-A quienes tienen este biotipo les resulta más fácil tener una figura atlética. Los mesomorfos son propensos a:
-Desarrollar con más facilidad la masa
-Desarrollar tonificación muscular, así como la fuerza.
-Tienen un cuerpo en forma de V:
-Hombres con espaldas más anchas que la cintura
-Tienen un cuerpo en forma de reloj de arena:
-Mujeres, con la cadera más ancha que la cintura
-Su metabolismo es regular y no deben seguir dietas estrictas para mantenerse en forma, aunque deben vigilar más su peso ya que la tendencia a acumular grasas es mayor que en el caso de los ectomorfos.

Resumiendo…

Ectomórfico:
-Músculos y extremidades largas y delgadas
-Poca grasa almacenada
-Denominados delgados.
-No poseen predisposición a desarrollar los músculos ni a almacenar grasa.

Mesomórfico:
-Huesos de dimensiones promedios, torso macizo, bajos niveles de grasa, hombros anchos con una cintura delgada
-Denominados musculosos.
-Predisposición a desarrollar músculos pero no a almacenar tejido graso.

Endomórfico:
-Mayor almacenamiento de grasas, una cintura gruesa y una estructura ósea de grandes proporciones
-Denominados obesos.
-Predisposición a almacenar grasas.

El somatotipo

Es un sistema diseñado para clasificar el tipo corporal ó físico; es empleado para estimar la forma corporal y su composición, principalmente en atletas; es un instrumento útil en las evaluaciones de la aptitud física en función de la edad y el sexo.
Algunas personas emplean la palabra biotipo , es la unión de las características morfológicas, funcionales y psicológicas del sujeto por lo que es un error llamarlo Somatotipo.
Lo que se obtiene, es un análisis de tipo cuantitativo del físico. Se expresa en una calificación de tres números, el
componente endomórfico, mesomórfico y ectomórfico, respectivamente, siempre respetando este orden.
Esta numeración tiene como referencia una escala que va del 1 al 8,5. Así pues, si nos dicen que el somatotipo de una
persona es 2-7-2, debemos interpretar que tiene un componente mesomórfico muy alto y que es esta característica la más significativa del sujeto. Un somatitipo de 5-7-2, nos dará información de otro individuo con un componente muscular igualmente alto, pero con un nivel de adiposidad muy considerable.
El somatotipo se expresa de forma gráfica en la somatocarta, en la que gráficamente se indica la situación de la numeración que determina el somatotipo.

Utilidad del somatotipo

-Es un instrumento que puede caracterizar a poblaciones generalizadas o específicas. Puede aplicarse con éxito en
todas las edades.
-Es una herramienta útil para la detección del potencial atlético en el deporte escolar.
-Provee bases de referencias para el estudio de variables en la Fisiología del ejercicio.
-Puede auxiliar la descripción biológica del proceso de crecimiento, desarrollo y maduración del atleta en edad escolar, así como el proceso de desentrenamiento del deportista en edad adulta.
-Aporta una información valiosa para las recomendaciones dietéticas y nutricionales del deportista.
-Es un instrumento útil en las evaluaciones de la aptitud física en función de la edad y sexo.